nuevo espacio

Museo La Fototeca Latinoamericana (FOLA)

A principios del mes de octubre de 2015 se inauguró en la ciudad de Palermo la Fototeca Latinoamericana (FOLA).
FOLA, proyecto liderado por Gastón Deleau, con el fin de crear el primer museo de fotografía latinoamericana contemporánea, contará con el apoyo de IRSA, grupo inmobiliario, y tendrá su espacio físico en un galpón de 1.200 m2, ubicado en Distrito Arcos, en Palermo (Argentina); el lugar cuenta con salida independiente a la esquina de Güemes y Godoy Cruz. 
La Fototeca Latinoamericana (FOLA) se inauguró el 8 de octubre de 2015 con más de doscientas obras de unos ochenta artistas de doce países de la región. Entre ellos, Vik Muniz, Doris Salcedo, Carlos Garaicoa, Luis González Palma, Piscilla Monje, Alexander Apóstol, Roberto Huarcaya, Marcos López y Adriana Lestido.
La colección, que pertenece a Gastón Deleau, fue creciendo en la última década junto a su trabajo con Diego Costa Peuser; ambos son organizadores de la Semana del Arte (en Buenos Aires y en Lima) y de las ferias Buenos Aires Photo, Lima Photo y Perú Arte Contemporáneo (PARC) y siguen siendo socios en Perú, pero decidieron independizar sus proyectos en Buenos Aires.
Además de esta colección particular –que se pondrá a disposición de la institución y se presentará en una muestra inaugural curada por Rodrigo Alonso–, el Museo FOLA alojará exposiciones temporales. La primera estará dedicada a los retratos de Frida Kahlo y Diego Rivera tomados por el colombiano Leo Matiz.
Para la gestación de este proyecto, Gastón Deleau contó con diversos referentes, entre los que se encuentran: el Foto Museo Cuatro Caminos, que está por inaugurar la Fundación Pedro Meyer en México; el Foam de Ámsterdam; la Photographers’ Gallery de Londres, el Centro Internacional de Fotografía (ICP), con sede en Nueva York, y el centro cultural madrileño La Fábrica.
Este último es especialmente inspirador para Gastón Deleau porque tiene un espacio de exhibición, edita libros, produce el festival PhotoEspaña e impulsa Trasatlántica, un encuentro de investigadores, críticos, curadores y fotógrafos iberoamericanos que incluye revisión de portafolios, por lo que comentó: “La Fábrica es una iniciativa creativa dedicada a la fotografía, con una experiencia de más de veinte años. Intentaré hacer cosas parecidas, con mi estilo y mi presupuesto, sin fines comerciales”.
Entre los proyectos que realizará la institución museal, está previsto colaborar con la producción de la 5a edición del Nano Festival de Fotografía y alojar en 2016 la 15a Feria de Libros de Fotos de Autor. Las muestras organizadas por curadores invitados se renovarán dos o tres veces por año y no se limitarán a artistas latinoamericanos.
El perfil internacional se marcará desde la entrada, donde los nombres de las decenas de familias que colaboren con la institución quedarán impresos en la pared. Más de veinte países de América Latina ya confirmaron su apoyo.
FOLA cuenta con un espacio ubicado después de subir una escalera, sobre la cual se exhibirá un proyecto vinculado con la luz, que cambiará cada seis meses; se podrá ingresar en forma gratuita a una tienda especializada. Lo que se ofrezca será seleccionado por Hernán Giagante, director de Edo-Artis, reconocido estudio de producción digital artística. Cuenta con una sala principal, de 400 m2, y otras dos salas de 120 m2 y 100 m2. 
Al fondo se ubicarán las oficinas de administración y el auditorio, y se podrá acceder a un centro de documentación que aspira a abarcar todas las muestras de fotografía realizadas en la región.
Entre los proyectos de la institución se encuentra el de realizar muestras itinerantes de fotografía latinoamericana que se exhiban en los principales museos de las provincias.